ALBERTO MEDA

(PARIS, 1949)

Philippe Starck, uno de los diseñadores más famosos del mundo, recibe aclamaciones tanto por su diseño interior como por su arquitectura y diseño de productos. Éstos son coleccionados por museos europeos y americanos por igual, entre ellos el Museo de Brooklyn en Nueva York, el Museo de las Artes Decorativas en Paris, y el Museo del diseño en Londres. Su trabajo ha sido exhibido en Paris, Roma, Munich, Dusseldorf, Kyoto, Tokio, Los Ángeles y Nueva York.


Su carrera comenzó diseñando dos interiores de clubes nocturnos en los años 70. El éxito de estos clubes llamó la atención del presidente Francois Mitterand, pidiendo a Starck restaurar uno de los apartamentos pricados en el palacio Elysee. Dos años mas tarde, Starck diseñó el interior del famosos Café Costes en Paris y estaba a pasos de convertirse en una celebridad del diseño. Pronto creó sorprendentes interiores para hoteles en Nueva York, Miami y Los Angeles.

Durante los años 80 y 90 su la creatividad prolífica de Starck continuó. Empezó a producir sillas, lámparas, motos, barcos y artículos de cocina. Sus productos son sensuales, con formas atractivas y sugestivas, con carácter e identidad personal.

El diseño de Starck es subversivo, inteligente y siempre interesante. Sus objetos sorprenden y encantan. El ha dicho que el papel del diseñador es crear más “felicidad” con menos.
Por toda su fama y moda, el trabajo de Starck es una seria e importante expresión de creatividad del siglo veinte.